Las Personas

Mayores

 

LÍNEAS DE ACTUACIÓN

   

Con la aparición del Plan de Atención a las Personas Mayores de Extremadura, se constituyó un marco estratégico para el desarrollo de la política social en Extremadura. En el colectivo de las personas mayores, las intervenciones se centran en los siguientes ejes:

Permanencia en el entorno familiar y comunitario

 

El actual desafío de la administración, es mantener a la persona mayor viviendo en condiciones adecuadas en su propio domicilio el mayor tiempo posible, aún cuando necesite ayuda de otras personas o dispositivos (teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día y noche, adaptación de la vivienda). Sólo un desarrollo conjunto y coordinado de los servicios de atención comunitarios y de los servicios especializados, puede lograr este propósito. Las medidas a implementar se dirigen pues, a ampliar, y optimizar la cobertura de los servicios.

Atención Residencial

 

Cuando deba producirse la institucionalización, la administración también debe ser garante de unas condiciones de calidad para los residentes. Se debe tender a una mayor diversificación y especialización de los servicios, así como a la cooperación entre la administración Local y Autonómica, para abordar las dificultades y el reto que supone hacer frente a ciertas patologías que cada vez tienen mayor prevalencia, como el de las personas con deterioro cognitivo. En este sentido, la complejidad y coste de los cuidados, hace preciso, organizar los recursos de forma adecuada, para ofrecer respuestas integrales.

Protección de las personas mayores

 

Asegurar la protección y defensa de los derechos de las personas mayores, cuando presentan algún tipo de necesidad especial y se convierten en colectivos vulnerables, se constituye como otro de los objetivos fundamentales.

La Comisión Tutelar de Adultos de Extremadura, establece los mecanismos precisos para garantizar la defensa de sus derechos.

En cuanto a la garantía de los derechos desde la perspectiva de la prestación de servicios, se lleva a cabo una evaluación sistemática, supervisión y el análisis de las instituciones, a través de la Unidad de Control de la Actividad Asistencial y Sistemas de Información del SEPAD.

Formación e Investigación

 

La formación permanente y reciclaje de los profesionales multidisciplinares que prestan servicios a las personas mayores, es una condición indispensable para abordar con eficacia, el fenómeno del envejecimiento en nuestra red de centros.

 
Prevención de la dependencia y promoción de la autonomía

 

Desde la Unidad de Programas Asistenciales del SEPAD, se desarrollan proyectos basados en las áreas que establece la Organización Mundial de la Salud, para alcanzar el envejecimiento activo.

  • Salud conductual y adecuada forma física. Reducir los factores predisponentes de enfermedades prevalentes, crear conciencia e incrementar hábitos promotores de la salud. Ej. nutrición, tratamientos médicos, actividad física, etc.
  • Funcionamiento cognitivo. Intenta prevenir el deterioro cognitivo y la aparición de la dependencia. Ej. alfabetización, educación permanente, entrenamiento de procesos como atención, memoria, percepción, etc.
  • Afrontamiento de dificultades. Favorecer la resolución de conflictos y generar estrategias de afrontamiento activo. Ej. procesos de duelo, ansiedad, depresión, autocontrol, etc.
  • Participación social. Promover la participación activa del colectivo y facilitar la creación de redes sociales estables y grupos de apoyo. Ej. relaciones intergeneracionales, voluntariado, etc.