Organización SEPAD

¿Qué es el SEPAD?

HISTORIA

 

En la Comunidad Autónoma de Extremadura, la atención a las personas en situación de dependencia, se ha venido realizando a través de la acción conjunta de los profesionales y servicios del sistema público de servicios sociales en coordinación, desde su aproximación sociosanitaria, con los profesionales y servicios sanitarios del Sistema Sanitario Público de Extremadura. La aparición de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en situación de Dependencia, supone un reto para los Servicios Sociales Especializados y su desarrollo implica la creación de un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, que pretende garantizar unos servicios mínimos y básicos para todos los ciudadanos.

Hacer efectivo este derecho requiere la adopción de una serie de medidas, entre las que se encuentra la de adecuar las estructuras organizativas existentes con el objeto de que los ciudadanos obtengan una respuesta ágil y eficaz ante las necesidades que plantean las situaciones de dependencia y el incremento de la red de servicios, con criterios de descentralización e integralidad de la atención.

Del mismo modo, era necesario aglutinar bajo el mismo organismo, todas las actuaciones que en materia de política social se venían desarrollando dirigidas a colectivos especialmente vulnerables que necesitan de una red especializada de atención para dar respuestas a sus necesidades de apoyo (personas mayores, con discapacidad, con deterioro cognitivo y con trastornos mentales graves). De esta manera nace el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), no solo como herramienta para una mejor gestión, sino como garantía para la correcta prestación de lo Servicios.

Con su creación, la Junta de Extremadura culmina la integración en la Consejería de Sanidad y Dependencia de los organismos responsables de gestionar tanto la atención sanitaria, a través del Servicio Extremeño de Salud (SES), como la atención a las situaciones de dependencia, a través del SEPAD, ofreciendo un sistema integral de cuidados continuados, orientado a las personas y organizado sobre la gestión de dos servicios complementarios y coordinados.