Ley de Dependencia

Cartera de servicios y prestaciones (PRESTACIONES)

Prestaciones económicas de asistencia personal

imagen de prestaciones de promoción a la autonomía

La Prestación Económica de Asistencia Personal tiene como finalidad, el facilitar a la persona beneficiaria el acceso a la educación y al trabajo, así como a una vida más autónoma, mediante la contratación de una asistencia personalizada profesional, durante un número de horas diarias.

Podrán ser destinatarios de esta prestación las personas que reúnan las siguientes condiciones, siempre que el programa individual de atención determine la adecuación de la prestación:

  • Haber sido valoradas en el grado de gran dependencia (Grado III), en cualquiera de sus niveles.
  • Tener capacidad para determinar los servicios que requiere, ejercer su control e impartir instrucciones al asistente personal de cómo llevarlas a cabo.
  • Estar participando en actividades educativas y/o laborales de forma regular.
  • Que la persona encargada de la asistencia personal preste sus servicios mediante contrato con empresa prestadora de estos servicios, o directamente mediante contrato laboral o de prestación de servicios con el beneficiario o su representante, en el que se incluyan las condiciones y directrices para la prestación del servicio propuestas por el beneficiario y, en su caso, la cláusula de confidencialidad que se establezca.

 

El asistente personal, como trabajador que presta servicios al beneficiario con la finalidad establecida en el presente artículo, deberá reunir los siguientes requisitos:

  • Ser mayor de 18 años.
  • Residir legalmente en España.
  • No ser el cónyuge de la persona dependiente, ni tener con ella una relación de parentesco hasta el tercer grado, por consanguinidad, afinidad o adopción.
  • Acreditar el cumplimiento de sus obligaciones de afiliciación y alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social, cuando la relación entre el beneficario y el asistente personal esté basada en un contrato de prestación de servicios.
  • Reunir las condiciones de idoneidad para prestar los servicios derivados de la asistencia personal. Dicha idoneidad será valorada por el órgano encargado de elaborar la propuesta de Programa Individual de Atención (PIA), teniendo en cuenta la experiencia y la formación previa, y la necesidad del usuario. Será necesario al menos, la calificación profesional de Atención Sociosanitaria a Personas en el Domicilio creada por el Real Decreto 295/2004, de 20 de febrero, o de Atención Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, creada por el Real Decreto 1368/2007, de 19 de octubre, así como los correspondientes certificados de profesionalidad regulados por el Real Decretos 1379/2008, de 1 de agosto o por las vías equivalentes que se determinen. Asimismo, se considerarán los títulos de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería establecido por el Real Decreto 546/1995, de 7 de abril o Técnico de Atención Sociosanitaria, establecido por el Real Decreto 496/2003, de 2 de mayo.